lunes, 4 de abril de 2011

EL RITO


Hola a todos/as. Todavía podemos encontrar en la cartelera esta escalofriante película protagonizada por el veterano Anthony Hopkins, inspirada en hechos reales. Trata sobre temas como la ausencia de fe religiosa, el escepticismo, el diablo y las posesiones demoníacas. Por ello, la película da bastante miedo. Michael Kovak (Colin O´Donoghue) es un joven que, apunto de ordenarse como sacerdote, reconoce tener ausencia de fe al Padre Matthew (Tobey Jones). Éste último, preocupado, lo manda a hacer un curso sobre exorcismo al Vaticano. Allí Michael conocerá al Padre Lucas, un exorcista nada corriente que hará que el destino de Michael cambie. Como es de esperar, Anthony Hopkins interpreta muy bien su papel, aunque quizá no es de los mejores que ha hecho. O´Donoghue (conocido por aparecer en la tercera temporada de Los Tudor como el Duque Felipe de Baviera) creo que se queda un poco corto en su interpretación, sobre todo si la comparamos con la de Hopkins. Pero por lo que he leído, este actor aún está empezando en el mundo del cine, así que le doy un voto de confianza. El resto del reparto creo que, en general, está bastante bien escogido. El guión nos ofrece una historia de suspense y terror psicológico inquietante, de las que te mantienen en vilo y te producen pesadillas (al fin y al cabo, las buenas películas de terror son para eso, ¿no?). Con lo cual, en general puedo decir que la película me sorprendió gratamente, ya que no soy fan del cine de terror ni de fantasmas, ni del diablo, y ésta me gustó. Un saludo. Desde Santiago de Compostela.

3 comentarios:

Aniña dijo...

gran peli!
un besazo
y adelante!

José Carlos dijo...

Hola Eva, esta no la fuimos a ver aunque debe de ser una gran película, pero ya sabes nosotros vamos al cine a divertirnos y en esta se pasa algo mal, ¿no?. Un beso y gracias.

Eva dijo...

Hola José y Ana. Sí, se pasa mal. La temática ya te lo indica, pero es una película que merece la pena. Y aunque parezca raro, no tuve pesadillas después de verla como con otras, jeje. Eso sí, hay que verla un día que tengas estómago para ello. Gracias. ¡Saludos!